¿Qué estas buscando?

    Anticipa NAVIDAD, Despachos a regiones todos los días.

    Revisa los distintos modelos que tenemos para ti! 

    Búsca el que más te represente

    ¿Sabías por qué se usa cuero?

    ¿Por qué cuero?

    El cuero tiene característica muy importantes: su elasticidad, maleabilidad, permeabilidad y resistencia, la cuales permiten al animal mantener su cuerpo seguro antes los cambios climáticos, ya que el mismo puede mantener su cuerpo caliente en invierno y fresco durante el verano, permitiendo así que el hombre pudiera sobrevivir a diferentes ambientes con la fabricación de ropas que le sirvan de abrigo, bridando así seguridad y confort.

     

    Cuero para zapato curtido

    A lo largo de la historia el hombre ha llevado la fabricación de artículos con el cuero ya sean ropas, carteras, bolsas, calzado, herramientas, construcción con la fabricación de balsas y canoas, cuerdas, correas, armaduras y muchos más, el cuero permite una gran versatilidad, gracias a sus propiedades, puede ser impermeable y modelable según su uso. También ha sido principal moneda de intercambio en la antigüedad, cosa que se mantiene hoy en día, por lo que hablamos de una industrial de más 2000 mil años, el hombre supo trabajar el cuero antes de poder escribir o leer, siendo este un producto principal que lo ha acompañado a lo largo de casi toda su historia, perfeccionando a través del tiempo su fabricación y uso a lo largo de los años teniendo un uso real y práctico en nuestros días, estando presente en millones de hogares alrededor del mundo sin importar ninguna distinción.

     

    Desde luego todos conocemos las distintas bondades del cuero, es decir todos tenemos un artículo de cuero en nuestra casa, ya sea una cartera, un bolso, unos zapatos, en fin pero, ¿cual es el proceso que esto conlleva? ¿como pasa la piel de un animal a convertirse en un artículo de uso diario? y como ese proceso favorece sus propiedades te preguntarás, pues aquí te lo explicamos.

    El cuero como ya sabemos proviene de la piel de distintos animales, pero el proceso de fabricación del mismo es muy diferente para las distintas pieles, por lo que no centraremos en la elaboración de cuero proveniente de ganado vacuno, el cual es el más popular y usado a lo largo del mundo, dichos pasos pueden varias en distintos países según regulaciones ambientales o técnicas pero en líneas generales ilustraremos uno en general, es un proceso largo y complicado, perfeccionado a lo largo de los años y que requiere precisión y pericia a la hora de llevarlo a cabo, dicho proceso puede durar entre 2 meses a 70 días, haciéndose en varias etapas.

    curtiembres

    • Remojo: Para eliminar los restos de grasa y sangre restantes la pieza es introducida en agua con sal, dejándose por 30 días. Luego este sumergido en agua limpia, para eliminar los restos de sal.
    • Depilado y apelambrado: en esta etapa del proceso se retira la piel del animal, en una fase inicial se retira el pelo depilando de manera manual, el retirando toda rastro del mismo, así como la epidermis, la piel puede tratarse con enzimas para ablandarlas. En un proceso posterior denominado pelambre, se disuelve el pelo restante mediante el uso de químicos como la Cal y el Sulfuro de Sodio, esta fase se realiza en barricas de madera donde se introduce la piel con las sustancias antes mencionadas durante 24 horas. Dentro de la barrica la piel se hincha lo cual promueve el aflojamiento reticular, permitiendo así su división luego si es necesario, de igual forma ablanda las fibras de colágeno que aumentan los puntos de reactividad en la piel, lo cual contribuye en a su posterior curtido y teñido.
    • Curtido: El curtido se lleva a cabo en barricas similares a las del paso anterior de apelambrado, las pieles deben remojarse en agua limpia, por un periodo de 6 horas a 2 días. Luego se introduce en las barricas para el proceso de curtido, en el cual el cuero adquiere propiedades de elasticidad, resistencia y suavidad, deteniendo también la descomposición de la piel haciéndola el material duradero que conocemos. Existen dos tipos de curtido utilizados hoy en día, los cuales se clasifican en orgánico y mineral.
      • Curtido Vegetal: para realización de este curtido se utiliza el ácido tánico (también conocido como tanino), las pieles son introducidas con el mismo por varias semanas bajo concentraciones crecientes de este acido, el cual se adhiere a la piel dándole propiedades de transpiración y absorción al cuero.
      • Curtido Mineral: En este caso es mucho más rápido que el anterior, se ha practicado desde la antigüedad, usándose en un principio lumbre, siendo posteriormente sustituido en el siglo XIX por la sal de cromo, que produce un cuero más resistente al agua y de color azulado. El cuero es tratado por un ácido débil derivado de la sal de cromo en un tambor giratorio por menos de un día, el resultado final es un cuero de color azulado debido a la sal de cromo que se usa como catalizador en el proceso y se conoce como Welt Blue.
    • Secado: Luego del curtido la piel se somete a un proceso de deshidratación, donde es colgado, dejando cercarse hasta alcanzar una humedad cercana al 20% de humedad, esto se hace con la finalidad de que los elementos utilizados en el curtido se concentren en ciertas zonas del cuero, produciendo manchas y debilitando la piel.
    • Acabado: Una vez realizado toda la transformación, el cuero está listo para su acabado, es frotado con aserrín húmedo y limpiado. Se pasa por cilindros recubiertos con lija para conseguir un espesor uniforme. Para conseguir lustro se trata con una fina pelusa cepillada por rodillos mecánicos, algunos cueros pueden ser re-curtidos para poder aumentar sus resistencia e impermeabilidad.

    Como vemos la transformación del cuero desde una piel un animal hasta la transformación hasta una pieza funcional para confección es un proceso largo y tedioso, que involucra a muchas personas y maquinaria para llevarse a cabo, por lo que esto justifica en gran medida el precio del mismo, sumado a esto la gran cantidad de propiedades que esto le suma al material y la versatilidad que este provee una vez terminado.

     

    Hay muchos tipos 

    Vemos y usamos de cuero todos los días de nuestra vida, pero, ¿son siempre el mismo tipo de cuero? Pues déjame decirte que no, existen muchísimos tipos de cuero, de hecho, existen tantos tipos que hablar de ello nos llevaría un tiempo, cada uno tienen distintas propiedades que le confieren distintos usos, ya sea su dureza, su resistencia al agua, su textura o maleabilidad, no todos son iguales y ya verás el porqué.

    Existen distintas clasificaciones para el cuero, pero principalmente existen dos tipos:

    • Según su procedencia: todos hemos visto a una vaca y una cabra y por mera intuición sabemos que no son iguales, aunque puedan tener ciertas similitudes, si has ido a una granja de contacto o si has tenido cierta experiencia en el campo sabes que al tocar ambos animales no se sienten igual al tacto, pero si queda duda podemos pensar que tienen de parecido un cocodrilo y una vaca, pues simplemente nada, son totalmente opuesto, así mismo sus pieles y el cuero resultante de ellas, veamos qué tipos de cuero tenemos según el animal:
      • Bovinos
      • Caprinos
      • Porcino
      • Equinos
    • Según su Tratamiento post curtido: ya sabemos que el proceso de curtido nos proporciona casi una pieza de cuero lista para su confección, pero, el tratamiento que se le dé a la pieza puede determinar el tipo de cuero final que obtenemos, al igual que sus usos. Estos son:
      • Cuero Curtido
      • Cuero Teñido
      • Cuero Engrasado
      • Charol